Sonrisas desde la cocina

HISTORIA 6
Por Maria Roca

Un día del verano pasado, Juanma tuvo una idea. Muchos la llamaron descabezada, otros le dijeron que era un friki… Pero él no se detuvo y sus familiares, que colaboran y trabajan con él en la empresa, le apoyaron desde un principio. Ante la crisis, y viendo sus efectos más inmediatos en la sociedad, Juanma pensó en cómo podía ayudar a las personas más afectadas. Entonces, se dijo: “Soy cocinero, tengo un restaurante. Con comida”. Y así fue: desde entonces, se repite con asiduidad el lema: “Ningún estómago vacío”. Solo había un problema: cómo llevar a cabo tal empresa.

Cambiar el mundo es un pensamiento que en alguna ocasión ha pasado por todas las mentes, aunque sea en la más tierna infancia. Y sí, es un sueño noble. Sin embargo, muchas veces las ocupaciones o la inseguridad personal impiden llevar a cabo un proyecto meditado en el interior de cada uno. La mayoría de las veces, estos sueños quedan escritos en una servilleta de papel y la ilusión se desvanece con el tiempo.

Solo en algunas ocasiones, salen adelante. Desde hace doce años, Juan Manuel Pedreño se levanta bien de mañana para, a las seis y media, abrir su restaurante, atender a los clientes más madrugadores y preparar todo lo necesario para seguir abiertos y servir comidas al mediodía.

Restaurante Elordi

El Restaurante Elordi está en un polígono industrial cerca de Arre, por los que muchos que trabajan en la zona acuden de mañana a tomar un café con Juanma. MRT

Además de cocinero, Juanma, como le conocen todos en Arre (Navarra), es el propietario del Restaurante Elordi de la Bella Época. Por eso, se pone en marcha cada día y cuida que todo esté a punto para encender los fogones.

La crisis económica que acecha a España desde 2008 ha afectado mucho a los servicios y, como dice el dueño del restaurante, “la hostelería se vio muy afectada al principio y será de los últimos sectores en remontar”. A pesar de ello, Juanma no duda en trabajar duro, como tantos otros, y sacar adelante su negocio.

El Restaurante Elordi está situado en el polígono industrial Ezcabarte, en Arre, una localidad muy cercana a Pamplona. Juanma quería regalar sonrisas de comida a todos aquellos que lo necesitaran. La situación económica no era buena y el restaurante iba, coloquialmente, tirando. Pero supo superar el obstáculo: y no solo eso, sin pedir explicaciones, Juan Manuel Pedreño ofrece la carta a quien no tiene qué comer: “Un menú digno, como si su situación no hubiese cambiado”, cuenta.

FOTOGALERIA5

Juan Manuel Pedreño prepara migas de pastor para regalar una sonrisa de comida. MRT

Sin embargo, él era consciente de que solo no podría. Solo no tenía la capacidad para asumir tal empresa. Él seguía trabajando duro —como dijo Picasso: “La inspiración es muy importante, pero conviene que cuando llegue, te encuentre trabajando”— y se le ocurrió implicar a más gente. Materializó su idea y nació Ayúdame a ayudar.

Ayúdame a ayudar es la solución de Juanma para poder servir menús, de forma altruista, a todas esas personas que, como consecuencia de la crisis, se han visto en la necesidad de pedir, de dar de comer a sus hijos lo que podían (no siempre una dieta equilibrada, tal y como gustaría a todos los padres) o recogiendo comida en contenedores. Como cuenta él mismo, “al Elordi vienen todo tipo de personas: gente mayor, joven, padres de familia, mujeres…”. La idea del hostelero es conseguir que otros participen en la elaboración de estos menús: unos con dinero, muchos con ánimos, otros pagando expresamente el precio de un menú (10,50 euros) y otros con género.

FOTOGALERIA2

Al Restaurante Elordi llegan productos básicos, que servirán a Juanma para preparar sonrisas de comida. MRT

Poco a poco, algunos se van sumando. Virginia, por ejemplo, regenta una tienda de alimentación. Conoció el proyecto de Juan Manuel Pedreño a través de su página de Facebook y, desde entonces, todas las semanas carga su furgoneta blanca y lleva verduras, fruta u hortalizas al Elordi. “Como no viene de paso, a veces Juanma me manda a alguien a recoger las verduras”, comenta con sinceridad. También una franquicia de Ogi Berri muy cercana al Elordi añade unas barras más de pan al pedido diario del restaurante, para completar las sonrisas de comida que prepara el cocinero. De la misma manera, Luis lleva, de forma puntual, unos 90 kilogramos de comida en conserva a la despensa del restaurante. Él tiene un almacén de comida y conoce a Juanma desde hace muchos años, porque trabajan a 25 metros. Un día, entre café y café, Juanma le comentó su idea, “descabezada” —según añade Luis—, y él no dudó: “Todos tenemos un pequeño corazoncito, lo que pasa es que a veces no tenemos una oportunidad tan fácil de contribuir”.

Y así es como, día a día, se va extendiendo la gripe Elordi y se crea una cadena de favores. Cada vez son más los que se unen y preguntan cómo pueden ayudar. “Cada uno con lo que sabe hacer”, asegura Juanma mientras prepara unos pimientos rellenos.

El pasado mes de octubre, el propietario del restaurante llegó al número cien. Sonríe al comentar que solo ha repartido cien menús y que quiere llegar a repartir más de mil porque “una sonrisa de comida es una emoción”. Aun y todo, su cabeza no descansa. Con 49 años, su ilusión es que se contagie su espíritu, que se extienda más y más la gripe Elordi. “Cambiar el mundo es difícil, pero si cada uno cambiamos una cosa al día, se puede”, dice mientras imagina ese mundo lleno de gente haciendo cosas por los demás. Incluso cuando, en alguna ocasión, le han preguntado, afirma que le gustaría que le recordaran por esto; que en su lápida se escribiera: “No sé si era un buen cocinero, pero seguro que era una buena persona”.

2 pensamientos en “Sonrisas desde la cocina

  1. Una historia commovedora y un ejemplo a seguir, enhorabuena Juamma, el mundo necesita mas personas como tu! Espero que continues con la iniciativa muchos tiempo y que otras personas sigan tu ejemplo en cualquier campo profesional…

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: “Ayúdame a ayudar” en los medios locales | SOLIDARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s